Guía para elegir cochecito gemelar
Cochecitos

Guía para elegir tu Cochecito Gemelar ideal

¿Estáis esperando mellizos o gemelos y no sabéis que cochecitos o carros gemelares serán la mejor opción para vuestros pequeños? En este artículo os desvelaremos algunas de las claves más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de elegir el mejor carrito de bebé según vuestras necesidades y la de los peques.

En la actualidad, en lo que se refiere a cochecitos gemelares, el mercado es realmente amplio y escoger el carrito perfecto puede ser un verdadero desafío si sois padres primerizos. Para poder ayudar en esta elección, además de elaborar una lista con los mejores consejos, también os mostraremos una selección de algunos de los mejores cochecitos de bebé gemelares.

¿Qué aspectos debemos tener en cuenta antes de comprar un carrito gemelar?

Es importante escoger un modelo de cochecito que vaya acorde a nuestro estilo de vida. Ya que, para los padres, cuando más práctico sea el uso que le vamos a dar, mejor se adaptará a nuestro ritmo de vida. Se trata de un producto que vamos a utilizar para transportar a nuestros recién nacidos, por lo que tendremos que prestar especial atención a las características y prestaciones del modelo de carrito que vayamos a elegir.

A continuación, veremos algunas de las claves esenciales para decidir cuál es el mejor carrito gemelar que puedes escoger en función de diversos factores:

¿Que tener en cuenta sobre la seguridad en un cochecito?

Lo más importante en este caso y que siempre hay que vigilar es la seguridad que el carrito pueda ofrecer a tus bebés. Al fin y al cabo, cuando hablamos de este tipo de productos hay que pensar en que buscamos proteger a los pequeños.

Seguridad para los carritos gemelares

¿Cuenta con un cinturón de seguridad de 3 o 5 puntos? ¿Con que sistema de freno cuenta el cochecito para evitar movimientos que no deseamos? Es importante prestar atención al sistema de bloqueo de las ruedas giratorias, así como en el freno de mano o bien en algunos de los accesorios que se hacen imprescindibles para que el viaje sea lo más cómodo, como, por ejemplo, incluir burbujas de lluvia o mosquiteras.

Otro detalle que hay que tener en cuenta es que serán dos los niños que viajen en el carrito. Por lo que la seguridad se tiene que doblar para poder ir tranquilos.

¿Cuáles son las medidas del cochecito y que persona lo llevará?

¿Cabe por las puertas, ascensores u otros espacios reducidos? El tamaño y diseño del coche es otro aspecto fundamental que hay que vigilar antes de elegir el cochecito ideal, porque podría convertirse en una verdadera molestia sino medimos antes de adquirirlo.

Algunos carritos gemelares son muy cómodos y se llevan muy bien, pero al llegar a casa nos damos cuenta de que no hemos medido correctamente el hueco de la escalera o tenemos que buscarnos la vida para subir por ella al ver que el ascensor es muy estrecho para el carro. Por no hablar de la llegada a casa. ¿A quién le gustaría tener que sacar a los niños al rellano, desplegar el coche y subirlos? ¿Y hacerlo a la inversa al volver? Por eso es fundamental medir muy bien tanto el carrito como las zonas por las que debe pasar.

Al mismo tiempo, también debemos valorar el peso del cochecito, así como la altura y la fortaleza de la persona o personas que van a llevar el carro, ya que se trata de un artículo más pesado que un cochecito normal. Valorad también que tenga manillar regulable en altura para aquellas personas que son más bajitas o más altas de la media. Vuestra espalda os lo agradecerá.

¿Qué uso le daré al cochecito?

¿Qué uso le vais a dar y cuáles son vuestros gustos? ¿Lo llevarás primero en el coche o iréis a pie desde casa? ¿Por la ciudad? ¿Por el campo? Dependiendo de vuestros usos tendréis perfiles diferentes que os permitirán saber cuál es la mejor elección de entre los diferentes cochecitos gemelares existentes.

Si lo habitual es llevar a los bebés en el coche, necesitaréis un modelo que entre en el maletero y se pueda plegar fácilmente. En cambio, si sales a menudo a la calle, por ejemplo, a correr o haces escapadas al campo, te hará falta un modelo de otro tipo.

Presta atención a las ruedas, que dependiendo del tipo de terreno y uso deberán ser más robustas o más grandes. Estas últimas son las ideales para salir a la calle e ir corriendo, unido a un chasis lo más ligero posible para que no te frene la marcha.

¿Cómo voy a sentar a los niños?

¿En fila o en paralelo? Existen dos tipos de cochecitos gemelares:

En paralelo (uno al lado del otro): La principal desventaja de este tipo de carritos es que no todos los cochecitos pasan por todas las puertas y son algo más difíciles de manejar, pero también cuentan con varias ventajas. Son mucho más estables y fáciles de manejar, nunca habrá peleas para decidir quién se pone arriba o abajo, se pueden tumbar y ambos tienen plena visión del paisaje que les rodea.

Tipos de cochecitos gemelares

En línea, o tándem (uno sentado delante del otro): Este tipo de carrito normalmente pasa por todas las puertas, ya que sus medidas son como las de un carrito individual. Pero en muchos modelos son más largos, por lo que habrá que tomar medidas del ascensor en caso de elegir este tipo de coche gemelar. Además, habrá que decidir quién se pone delante de quién, o ir alternando cada vez que salgas para que no haya uno que siempre vea la espalda del asiento de su hermano.

¿Qué presupuesto tengo o cuánto dinero me quiero gastar?

Una vez tenemos claros todos los aspectos que hemos ido comentado, tendremos mas o menos una idea general de cuál es nuestro cochecito gemelar a escoger. Aclarar también de que no por escoger un cochecito más caro significa que es mejor que otro que sea más barato. Cada uno tendrá sus ventajas y desventajas y de allí tendréis que decidir qué silla o carrito se ajusta más a vuestras necesidades.

Por desgracia, el precio siempre nos va a condicionar a la hora de decidir por uno u otro, pero lo más importante es tener claro para qué lo queremos, cómo lo vamos a usar y a que características estamos dispuestos a renunciar.

Otros consejos a tener en cuenta al elegir cochecito gemelar

Además de estos puntos clave para la compra de tu carrito gemelar, hay otros detalles que no vienen mal tener en cuenta. Por ejemplo:

  • Cuando vayas a comprar el modelo que has elegido, no olvides leerte bien las instrucciones. Especialmente las que tienen que ver con la seguridad de los niños, ya que, aunque es más o menos igual que un carrito de uno, determinadas acciones deben hacerse de otro modo.
  • Cuando estés mirando opciones, asegúrate de conocer no solo las características básicas de cada modelo, sino qué complementos son compatibles con ese en concreto. También está bien comprobar lo que viene de serie con el cochecito gemelar, como barras, bolsas, etc.

¿Todo listo para elegir tu carro gemelar?

Seguramente ahora tengas más claro lo que quieres a la hora de comprar un carrito gemelar. Es evidente que necesitas tener en cuenta una serie de puntos clave, y a partir de ahí definir tu carrito ideal descartando los que no se ajusten a esos mínimos. ¡Solo queda disfrutar del paseo!

Vota este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.